Erika Mabel Jaramillo: miel - mi él>

Pati d’en Coromines – CCCB: 6 de desembre, de les 15 a les 18 h.
Parc de la Ciutadella: 9 de desembre, de les 9 a les 12 h.
Claustre del Convent de Sant Agustí: 12 de desembre, de les 16 a les 18 h.
Espai Jove Boca Nord: 13 de desembre, a partir de les 22 h.

 

foto: juan pardo

miel - mi él

PROCESO DE ACCIÓN – 6.9.12.13.12.03


imagen del diseño del flyer hecho para la acción

Esta es una acción en el que él como sujeto es a la vez: yo (mi él) y él (mi él) como parte de un todo. Las dos aproximaciones del yo influyen en la acción: yo singular y yo plural.

Durante toda la duración del proceso y en los diferentes espacios en los que esta se realizó, el espectador tuvo la opción de observación / participación, trasformando / construyendo aquello que sucedía.

El proceso tuvo fin el día 13.12.03 en el Espai Boca Nord, allí se mostró el resultado de todo el proceso, no sólo como un documento, sino como una objeto para la reflexión.

La acción como proceso de recolección - dicha recolección fue el accionar de cada participante dentro de miel - mi él.

mi él - él como yo es otro desde los otros
miel - sustancia líquida, viscosa...

líquido = fluido
viscoso = adherente

Colmena - recipiente...
Panal - conjunto...
Abeja - Insecto himenóptero social...
social


Erika Mabel Jaramillo Coronado. Colombia 1974, reside en España desde enero del 2001.

Cursa actualmente el Doctorado Espacio y Forma Escultórica, en la Universidad Complutense de Madrid, es titulada en Artes Plásticas de la Academia Superior de Artes de Bogotá, y ha realizado además de estos estudios, varias cátedras, cursos, seminarios y talleres.

En España a presentado sus trabajos: -migas de pan -ser esas cerezas -”de carne y hueso” -órgánico - Escenas de ca(s)za -Lección uno -Punto de cruces -Amante. Algunos de estos proyectos aun están en desarrollo.

Realiza acciones desde 1993. En Colombia participo como artista seleccionada en el Proyecto Pentágono, Investigaciones sobre arte contemporáneo en Colombia, del Ministerio de Cultura, donde presentó -Campo de concentración -Amante -Instar -Exposición -Homo–cor y -Pliego. Otras acciones que ha realizado son -Exorar -Conjugación Plural -3 Tazas de chocolate -Glucosa en agua sal -“Entidad básica” y -Palimpsesto.

Además de acciones, realiza objetos e instalaciones, algunos(as) son: -Génesis 2 y 3 -Fuerza de Gravedad -Semiótica de sentido -Bóveda plantar superficie de sustentación -½ ambiente limite D.C. y -Estado de Sanación.

“El interés principal de mis procesos es el encuentro de relaciones de sentido(s) tomando todas las acepciones de la palabra, relaciones entonces en o entre las materias y/u objetos que empleo, para con estas(os) señalar a un lugar determinado, sea este; espacial o conceptual. La función del objeto (el uso de) y el objeto de la función (el porque de), tienen gran importancia en el desarrollo de mis procesos, pues busco con el ejercicio del que-hacer y viceversa, hacer-que algo acontezca.”

Actualmente trabaja en el desarrollo del proyecto Inflexión, proceso de realización de acciones y registro de imágenes de estas, en torno al concepto de territorialidad.

Nota: diciembre del 2003


TEXTOS PARALELOS

Principio de Indeterminación

En 1929, Heisenberg comprobó que no es posible medir simultáneamente la posición y la velocidad de las partículas subatómicas, ya que las propiedades análogas a la velocidad y a la posición, que en el mundo subatómico son más vagas, adquieren consistencia únicamente en el momento de la medición.

Esto significa que el observador altera lo observado por el mero hecho de su observación. Lo cual socava el supuesto clásico de realidad objetiva, pero lo más impactante es que no es la unidad subatómica quien “decide” si se manifiesta como onda o como partícula, sino el observador.

Extracto de la web: http://www.mind-surf.net/drogas/fisicacuantica.htm


El castillo

Se levanta gigante y horroroso recortando el horizonte, todo se funde y todo se confunde bajo su tenebrosa sombra. ¿Quién fue el primero?. ¿Quién puso la primera piedra?. ¿Fue él, más culpable que el que puso la segunda?. ¿Soy igual de culpable yo, hoy cuando pongo la última?. La culpa es de la piedra. Soluciono el roedor mientras se atravesaba el alma con una aguja de oro fino y cabeza de diamante. Y el humano le escucho y le creyó mientras lamía y se alimentaba de su sangre.

Pero la sombra rugía y confundía, podrida enmohecida ya con el tiempo. Doscientos años decían unos, diez mil chillaban otros, algunos en silencio apuntaban cuatrocientos mil. Miles de ratas como un río blanco-asqueroso de pasos sin alma se agolpaban, se pisaban, se apuñalaban por escalar un peldaño más en el puto castillo, todas cargando a hombros su pequeña piedra.

Siempre es de noche en el castillo y sin embargo su sombra sigue ahogando los caminares de todos los que son todos. Y pasa el juglar acariciando la noche en tonos azules, y se burla y les insulta y los que son todos sientan sus culos en cómodas lanzas y ríen y no entienden nada pero siguen riendo hasta que las vísceras que les salen por la boca ya no les dejan reir. Y vomitando hígados sin mirar le lanzan un mendrugo de pan rancio que rueda entre sangre, bilis y mierda hasta los pies del juglar que se sabe bufón. Mientras lo devora ruega a la luna ya olvidada una mentira mejor para sus días. Tiene miedo. Teme al castillo, teme a su sombra, pero le teme también a su ausencia. Él es una rata con sombrero de colores, Él también tiene su esencia en un frasco de oscuridad. El virus se ha extendido, nadie puede escapar.

El perro vigila, hecho de sombra y muerte, sus hocicos husmean carne fresca, no es por hambre, ellos jamás tragan, ellos solo muerden e infectan.

Pero el castillo tiembla y los que son todos lo niegan, nadie se quiere bajar de sus almenas. Las ratas lloran y se agarran a su pequeña piedra que para ellos es gigante. El firmamento está hecho de agujero en el país de los que son todos.

El perro enseña sus dientes, sus orejas se mueven nerviosas. Ese ruido; alguien ha soltado su piedra. Toc toc toc la piedra cae martilleando el suelo. El perro ataca y destripa la rata entre sus fauces. Pero el sonido no cesa, el perro se pone agresivo y destripa unas ratas más sólo para desahogarse. Esa primera piedra hizo mirar a unos cuantos hacia atrás. Entendieron que por donde se sube también se puede bajar, pero más perros llegaron. Y a todos comieron.

Ya huele a muerto en el nuevo país del sol donde reposan los restos del castillo. Tres niños miran el desastre desde una roca elevada, ya ni las colas se mueven entre las ruinas. Los niños huyen aterrorizados a su pequeño jardín: cuatro flores un olivo y una pequeña fuente de agua limpia. ¡ah! y hoy a llegado un pájaro no sé que pájaro es pero canta maravilloso.

Un pequeño jardín donde antes hubo un vergel; un pequeño vergel donde antes hubo un castillo. El niño despierta asustado en la noche, se toca los dientes, mira nervioso sus pies, busca en su culo y respira tranquilo... sigue siendo un niño.

Vicens Jordana


Gilles Deleuze y Félix Guattari, Mil Mesetas, Capitalismo y esquizofrenia, (Valencia, España: Editorial Pre-textos, 2000) p.9