Sara Garcia Rueda. Athomo-vasija

foto: juan pardo

La performance se realiza en torno al tema de la identidad como pérdida de uno mismo. En este caso me gusta hablar desde una pérdida que sufrimos todos en constantes ciclos. La pérdida cotidiana, indolora, lenta pero no por eso menos perversa. Te has perdido y no sabes cuando.

Es la tercera de una serie de performances que giran alrededor de este tema, desde una intensidad y una dureza frías. Me interesa el tema sentido desde la crudeza de la pérdida, una crudeza casi sin sentimientos, fría, real pero que surge desde la total fe y creencia en el individuo. Creo que del contraste surge la poética.

La athomo-vasija es una vasija donde caben objetos, líquidos y suceden cosas. La athomo-vasija como objeto sonoro crea unos sonidos-ruidos-silencios muy primigenios, íntimos y puros que transportan a uno mismo y a quien la experimenta a un estado de relax e introspección y a un universo muy privado y pseudomántrico. Es aquí cuando un detalle importuna el momento: te atas el pelo, lo atas a la vasija y te bebes a ti mismo en un acto caníbal y de repente te has perdido en el camino y no te has dado ni cuenta. La vasija atada a la cabeza por el pelo rompe el rostro se ha perdido la identidad y me he bebido mis posibilidades.

Licenciada en Bellas Artes, especialidad escultura, ha realizado numerosos talleres tanto en el ámbito de las artes plásticas como de la performace.

Actualmente trabaja en el campo de la performance. También ha participado en diversos cortometrajes como directora y directora de arte.